Sep 27

De:
Ya no quiero hablar más con vos… no quiero amigos así … los errores del pasado se perdonan cuando se habla con la verdad.

9017
El anterior mensaje no compromete a OLA

Ella no entiende que si la quise mucho, pero que hay cosas de las que es mejor no hablar.
Llevo desde hace algunos meses en la política de: “La verdad, toda la verdad, nada más que la verdad”, pero en serio que prefiero olvidar.

Yo se que no debería dejarla con la duda, pero es que en serio es menos cruel de lo que ella se imagina, pero suficientemente dolorosa.

También sé que no me perdonará hasta que no lo sepa todo… ouch

written by Saudade

Sep 23

Hace unos meses un amigo se iba de vacaciones a Japón y como homenaje y despedida fuimos a una especie de bar llamado “El Faro”, ubicado en la 66 entre Autopista Sur y Pasoancho.

Sinceramente a mi no me gusta mucho, no me acostumbro a ningún sitio de esa clase que no sea en el norte, especialmente en la zona hot (El Desván, Forum, y todos los sitios accesorios); pero bueno, después de unas cervezas la cosa estaba como interesante.

Recuerdo que estaba tomando unas fotos de recuerdo cuando me encontré el siguiente personaje en el visor de la cámara:

Engendro del demonio

No me pregunten que clase de maldición atávica me llevo a tomar esa foto, pero creo que debe ser la prueba de la clase de engendros del demonio que se puede encontrar uno en Cali.

¿O el esbirro será quien hizo el corte?

written by Saudade

Sep 19

El sábado, día del “Amor y la Amistad” fue luna llena.

Las estadísticas dicen que en Cali, la luna fue regalada a 43.236 mujeres por sus respectivas parejas. El 34% se le rió en la cara al susodicho, el 62% hizo cara de ternera en canal y el 4% estaba tan borracha que no entendió.

Es que sinceramente estaba muy bonita la condenada.

Luna llena

written by Saudade

Sep 14

Cali de noche

Vivo a unos 5 minutos de Cali, subiendo por la Avenida Guadalupe hacia Cristo Rey. No es muy lejos de la civilización, pero siempre que alguien va por primera vez le parece estar en una finca o algo así.

A mi siempre me ha gustado, es más fresco que en la ciudad, por las mañanas se escuchan pajaritos, de madrugada hace el suficiente frío como para arroparse bien con la cobija “cuatro tigres” y como es grande puedo tener perros y gatos sin problema.

Además, hay mucha menos contaminación lumínica, por fin entendí la diferencia entre una noche de luna llena y una noche normal. En luna llena hay tanta luz, que hasta se ve la sombra de las cosas, es como una penumbra estilo 6:45 p.m.; mientras que en los demás días la noche es negra, cerrada.

Eso fue imposible de observar cuando vivía en Bogotá, o en un apartamento en Cali. Este fenómeno permite tomar unas fotos interesantes que de otro modo creo que no se podría. Como por ejemplo las fotos de la luna llena que están en los posts de los haikus.

Quien quiera saber la diferencia entre una noche con o sin luna, está cordialmente invitado, ya falta poco para la luna llena (consultar el almanaque Bristol para más información).

Este es el panorama desde mi ventana: árboles, incluyendo uno de plátano y al fondo el resplandor de la ciudad de Cali, Valle del Cauca, Colombia.

Cali de noche, 2

Detalles técnicos de las fotos:
Tomadas con una Canon Powershot A75, modo manual
Apertura: f/2.8
Tiempo de exposición: 15 segundos
Distancia focal: 37 mm (equivalente)
Hora: 11:30 p.m.

written by Saudade

Sep 12

En teoría tengo mucho que hacer, muchísimo que estudiar, tengo dos tareas atrasadas y ni idea cuándo las terminaré. El miércoles en clase de 5:30 a 8:30 (que por cierto se me hace eterna a pesar de lo interesante que es) me puse a hacer mi lista de pendientes… y me tocó por ambos lados de la hoja!

Pero qué se le va a hacer, en todo el fin de semana no se hizo nada productivo, primero por culpa de la procastination, esa bendita cualidad mía que me perseguirá hasta el fin de mis días, y por otra parte, porque parece que ya estoy dando los primeros pasos para salir del atolladero en el que estaba metido.

Lo que me preocupa ahora, es que los dioses a veces le muestran a los mortales el instrumento de su perdición, pero en este caso a mí me lo están poniendo de frente.

Se que mi única esperanza es conservar la cabeza muy fría. Ah, y agradecer al genio de Stendhal, definitivamente “Rojo y Negro” es espectacular, y da unos consejos buenísimos.

written by Saudade

Sep 07

En enero de este año, fui a unas vacaciones familiares a la costa atlántica. Fue un viaje muy chévere, y en uno de esos días decidimos ir a un paseo a las Islas del Rosario.

Cuando fuimos a averiguar la verdad no me pareció muy interesante que digamos, tocaba madrugar mucho, y parece que el viaje eran como 2 horas, estar un tiempo en el acuario, luego otra hora, playa y luego volver a Cartagena, otras 2-3 horas de viaje en barco.

Fue bonito, no lo niego, pero fue todo un día, del cual en total gastamos como 5 horas en el barco y dos o tres haciendo cosas realmente interesantes.

Recuerdo que me sorprendió ver el siguiente aviso en la entrada de la cabina del capitán:

Aviso

Ahí me dije… aquí tiene que haber gato encerrado! Entonces despacito abrí la puerta sin que nadie se diera cuenta, y esto fue lo que vi:

Capitán

Si, efectivamente estaba manejando con los pies!

written by Saudade

Sep 02

Hemos tenido algunos problemas con el hosting de este sitio (supongo que sólo los he notado yo que soy el único que entra 😉 ) por eso este blog ha estado fallando por ratos. Ojalá la empresa los solucione rápido.

El sábado pasado estuve en la despedida de una compañera de trabajo que va a estudiar a Canadá, una maestría similar a la que yo estoy haciendo ahora. Al salir del sitio me encontré con que de los seis u ocho carros que había parqueados los ladrones habían vuelto a hacer de las suyas con el mío.

Tengo un Daewoo Racer GTI, muy buen carro para qué, pero tiene un defecto ENORME, existe en versión taxi! Eso quiere decir que será blanco de los ladrones toda la vida. Además, resulta que estos carros tienen una cosa llamada ECU (engine computer), un computador que controla el encendido, la inyección y demás cosas. Es facilísimo de sacar porque está hagan de cuenta a los pies del pasajero.

¡Es la segunda vez que me lo roban! Y cuesta un mundo de plata… 🙁

Me dan ganas de charlarme un par de snipers, y dejar el carro “descuidado”, y al par de ratas que intenten robarselo otra vez… ya se imaginan. Es que da mucha, pero mucha piedra.

Hace como dos años me robaron un Mazda 232 NS, afortunadamente la policía lo recuperó al otro día, milagrosamente. La inseguridad en Cali está horrible.

written by Saudade

766136 pages viewed, 165 today
354251 visits, 71 today
FireStats icon Powered by FireStats
%d bloggers like this: