Dec 27

Por fin tengo algo de tiempo para escribir.

Terminé clases, una materia termina en Enero así que no hay afán y otra me tiene preocupado pero que va. No se ha podido hacer la maratón Guadalupe-Reyes pero si se ha tomado alguito, y han pasado muchas cosas interesantes.

Monté un negocio que ojalá vaya bien y mi papá hizo algo que nunca pensé pero que ojalá le vaya bien.

Lo bueno del caso es que ya es Diciembre 27, es decir se acabó este mes que me enferma y más viviendo en Cali, esta ciudad que es bella pero poseída por el demonio de la vulgaridad, ramplonería y narco-corrupto-traquetocracia.

El 25 de Diciembre inició la “Feria de Cali”, tiene algunos eventos interesantes, por ejemplo me gusta el parque donde se puede ver salsa de la vieja, rara y buena; pero la mayoría de actividades son dedicadas al alcohol, rumba, drogas, traqueterismo y otros…

Por ejemplo, por razones que no vienen al caso, estuve presente en la “Cabalgata”. Es triste tener un evento así en una ‘ciudad’ que dizque es la segunda de Colombia. Es deprimente ver a los pobres y desgraciados jumentos montados encima de unos pobres animales que no tienen la culpa de la imbecilidad de quienes los alquilan.

Veamos que dicen los medios:

  • Siete caballos murieron en la cabalgata dado el trato que se veía, antes fueron poquitos.
  • Ocho caballos murieron, segun El Pais, y hubo una yegua acuchillada en el cuello porque ya no soportaba más. En ese link hay una foto que por lo menos a mi me causó mucho dolor.
  • La cabalgata del desorden, titula este otro enlace. Eso es un eufemismo, fue el desorden en su máxima expresión.
  • ¿Cuál Feria?, titula Aura Lucía Mera, tiene mucha razón. No sé porque las “casetas”, “tascas” y demás antros de perdición se me hacen tan parecidos a los de Cartagena, que dizque “dan empleo”, pero dar empleo no es contratar 10 meseros y llevarse toda la plata. Allá en la costa es igual, cada temporada llegan empresan montan equipos de sonido e infraestructura alcohólica y se llevan la plata sin aportar nada.

¿Qué vi yo? Lavaperros con cadena de oro gruesa en el cuello acompañados de sus mozas engalladas. Y en la barrera toda la plebe caleña envidiándolos y pensando “daría lo que fuera por ser ese man que está ahí”.

Que lástima esta ciudad.

Cali

written by Saudade

Dec 02

Aunque detesto que la gente haga eso, mi nick en el MSN en estos momentos dice: “me quiero volver chango”.

Tengo demasiadas cosas por hacer, tanto en mi trabajo como en mi estudio. Quiero dormir y dormir y no hacer nada más. Me interrumpen demasiado, no me rinde, me llegan chicharrones de esos bien grasosos y además no tengo ganas de hacer nada.

Además empezó Diciembre, que NO me gusta, me molesta la alegría artificial de todo el mundo, me molestan las reuniones donde hay que poner la cara de hipócrita, me molesta estar estresado por tener que darle regalo a medio mundo. No sé porqué después de cierta edad lo creen a uno Papá Noel y hasta el gato de la casa espera regalo (para más piedra tengo dos).

Estoy aburrido de ciertas actitudes que tengo, parece que el trabajo de una parte mía sea el torpedear todas las cosas que hago y sabotearme para que yo mismo haga las cosas como no debería.

Esta mañana, mientras me subía a mi carro, estaba luchando con la cremallera de una maleta, la tenía colgada en mi hombro, la sostenía con la mano derecha, y la izquierda luchaba infructuosamente por mover un cierre. Acerqué la cara a ver que era lo que pasaba, y en ese momento se resbaló la mano, se cerró, adquirió forma y consistencia de puño en el aire; y me pegué un puñetazo en la jeta.

Perdón por la expresión pero eso no tiene otro nombre. Me rompí la boca de un puño. No tenía esa sensación del labio adolorido y el sabor dulzón de la sangre desde mis épocas de adolescente y peleas de parque.

Yo creo que alguien en mi interior me está tratando de decir algo. Y creo que me lo tengo bien merecido.

written by Saudade

824714 pages viewed, 299 today
374491 visits, 87 today
FireStats icon Powered by FireStats
%d bloggers like this: