Jul 30

El valle de Fergana es una de esas regiones del Asia Central donde pasaré algún tiempo antes de morir pues el escenario natural y toda la historia que tiene son simplemente fascinantes. Este no es el momento ni el lugar para hablar de ello, pero cualquiera que me conozca un poco sabe de mi fijación por el Asia Central, una de las partes más interesantes del mundo.

Allí llegó una vez Alejandro Magno, en ese tiempo era la región más alejada de la Bactriana, derrotó a los escitas, algo que nadie había hecho jamás antes (es decir, mi querido amigo, que técnicamente derrotó a los ancestros de Temujin “Genghis Kan”, o sea que es el más putas entre los putas… Fin de la discusión :P) y de paso fundó una ciudad llamada Alejandría Escate, o Alejandría Última.

En las estribaciones occidentales del valle de Fergana está la ciudad de Samarcanda: LA CIUDAD en mayúsculas, es impresionante toda la historia que tiene, es una de las ciudades más antiguas continuamente habitadas, y es testigo de la cultura iranio-persa, griega, turca, mongola, árabe y un largo etcétera.

Llegó a la prominencia cuando fue la base y capital del imperio de Timur (Tarmerlán), quien en todas sus conquistas lo primero que hacía era traer las piedras y joyas más bonitas, junto con los artesanos más expertos, para que construyeran mezquitas, edificios, acueductos, monumentos y minaretes. Los más bellos del mundo.

Como pueden ver, si empiezo a hablar de esto me encinto, así que les prometo no más recorrido histórico sino ir al grano, porque ni siquiera he hablado del personaje del título: Babur.

Babur nació muy cerca de Samarcanda, en algun pueblito del valle de Fergana. Babur es un personaje histórico bastante interesante, aunque poco conocido en esta parte del mundo. Era descendiente por vía paterna de Timur, y por vía materna de Genghis Kan, era hijo del gobernante del valle de Fergana pero en ese momento la familia estaba un poco venida a menos por todas las divisiones y peleas intestinas típicas de los nómadas turco-mongoles del Asia Central.

Su cultura era muy persa, y por nacimiento y convicción, y tal vez por genética, nunca se le ocurrió otra ocupación que la de mandar. Sabía leer y escribir, tanto en persa como en turco chatagai, idioma en el que escribió sus memorias: el Baburnama.

El Baburnama es un libro particular, es tal vez la única autobiografía de un gobernante musulmán de ese periodo, es muy raro hallar esa clase de introspección en una persona de sus condiciones, a mi me parece cómico que Babur decía que no tenía sentido decir mentiras en su libro porque muchos de los protagonistas estaban todavía vivos y podían refutar lo que él decía, así que por lo menos a mí me parece una fuente primaria confiable.

Ese libro empieza con la siguiente frase: “En la provincia de Fergana, en el año 1494, me volví rey a los 12 años”, y gasta dos capítulos contando como es el valle de Fergana y especialmente Samarcanda.

Aquí viene lo importante: Samarcanda era, para Babur, la mejor ciudad del mundo para vivir. Su cultura, su historia, el hecho de que fuera la capital del imperio de su tatarabuelo Timur, su ubicación, la gente, la religión, la comida y hasta el clima eran perfectos para Babur. Estaba simplemente enamorado de Samarcanda.

Invirtió muchos años de su vida tratando de conquistarla y hacerla parte de su reino, y una vez lo alcanzó a lograr por un par de años, pero siempre un invasor externo era más fuerte que él y se veía obligado a abandonarla.

Una y otra vez cuenta en sus memorias como sólo era feliz cuando estaba en Samarcanda, y lo terriblemente derrotado que se sentía cuando lo echaban.

Samarcanda fue la obsesión de la vida de Babur.

¿Han tenido ustedes, como Babur y como yo, alguna obsesión?

Si la han tenido, entenderán al pobre Babur. Para él Samarcanda era la ciudad de su vida… entonces porqué debía conformarse en vivir y reinar en otra parte? Él quería a su Samarcanda!

Pues después de muchos años y como 4 intentos, tuvo que irse definitivamente, los uzbekos (la moderna nación de Uzbekistán) eran muy fuertes y lo expulsaron de allí para siempre.

Para siempre. Babur nunca volvió a estar en Samarcanda.

En ese tiempo, lo invitaron para invadir el norte de India, fue varias veces, le pareció interesante, y para no alargarles más la cosa que ya debe estar como aburridora, se quedó allí después de derrotar ejercitos mucho más grandes que el suyo con una combinación de superior generalato y mejores armas (artillería).

Y Babur fue el fundador del imperio Moghul. Uno de los más grandes y ricos del mundo, recuerdan el Tah Mahal? Fue edificado por su bisnieto.

Aquí muchos podrían decir que es una muestra más de que no hay mal que por bien no venga, de que cuando una puerta se cierra otra se abre, que los problemas no son problemas sino oportunidades, que a veces Dios nos quita una cosa para darnos otra mejor y más grande, que si él se hubiera quedado en Samarcanda no habría pasado de ser un jefe local pero que en la India fundó un imperio, etc, etc, etc.

Yo sólo sé que él en la India, cuando fundó su imperio, lo primero que hizo fue jardines. Jardines bonitos como los de Samarcanda. También sé que durante todo su tiempo, no hacía sino pensar en cómo reconquistar su ciudad, en recordar los años felices que pasó allí, en imaginarse otra vez en ese lugar.

También sé que el sentía que el imperio que estaba comenzando, era algo así como provisional, un sitio donde estar de paso, para recobrar fuerzas para el verdadero momento de su vida, que sería volver a la ciudad que él quería. Supongo que incluso llegó a ser feliz algunas veces en la India, aunque nunca se sintió cómodo completamente. Siempre vivía con la esperanza de que en algún momento, en el futuro, podría recuperar a Samarcanda.

Al final de su vida, todos sus contemporáneos lo alababan por ser un digno representante de Timus y Genghis Kan, por haber empezado casi de la nada como sus ilustres antepasados, por crear uno de los imperios más grandes y ricos conocidos, por haber logrado cosas tan grandes, por ser tan culto y amante de arte y de las cosas bellas.

Pero yo sé que él hubiera cambiado todas sus riquezas, todas sus mujeres, toda su fama y gloria, todo lo que había logrado en su vida, todo eso lo habría cambiado sin dudarlo, sin pensarlo siquiera, todo por una ciudad al suroccidente del valle de Fergana llamada Samarcanda. Yo sé que él en su lecho de muerte sólo pensaba en que nunca jamás, ni de visita, volvió a ver a Samarcanda.

Ni siquiera en su muerte.

Babur pidió que lo enterraran en Kabul, nadie sabe porqué. Yo creo que él no soportaría estar ni aun muerto en esa ciudad que nunca pudo hacer suya. O tal vez simplemente perdió la esperanza para siempre de volver a ver alguna vez a su Samarcanda.

written by Saudade \\ tags: , , , , , , , , , , ,

Jul 21

Hace algunos años leí un cuento de Asimov sobre una sonda espacial que enviaban a Plutón y no sabían cómo comunicarse con ella por las distancias extremas. Y es que si del Sol a la Tierra hay 8 minutos de distancia (a la velocidad de la luz), a Plutón la distancia tan inconcebiblemente enorme hacía que si le mandaban un mensaje desde la base en la Tierra le llegara 11 meses después o algo así. Once meses para que Plutón recibiera el mensaje, y luego de leerlo le respondía a la Tierra, mensaje que tardaba otros 11 meses en volver.

Es decir que si desde la Tierra le mandaban decir a Plutón algo así como: “qué vas a almorzar hoy?”, la respuesta iba a llegar 22 meses después, casi dos años. Y si no se entendía la respuesta y tocaba retransmitir, o si la respuesta exigía otro comentario… pues ya se imaginaran, se iba la vida en eso.

Aunque el cuento al final planteaba una solución, a mi nunca me pareció que lo fuera de verdad, así que ni para qué se los voy a decir. El problema básico seguía siempre en pie.

—–==—–

Este blog y su dueño se sienten como esa sonda en Plutón, mandando mensajes que pueden perderse en el espacio o tal vez llegarán a su destino, pero eso si seguro de que cualquier información que se reciba o ese envíe es mínimo de hace 11 meses: irremediablemente obsoleta por lo tardía.

Pero sigue escuchando a ver si algún día le llega lo que quiere oir, y sigue enviando aunque la mayoría de las veces crea que es inútil.

Las baterías se acaban.

¿Debería seguir? ¿Tiene sentido?

written by Saudade \\ tags: ,

Jul 20

¿Ahora si?

written by Saudade \\ tags: , ,

Jul 17

A veces uno se siente como ese Chaos Knight: uber. El putas, cabalgando por las verdes praderas confiado en que uno puede con lo que sea, con lo que se venga por delante. Se ve la vida con optimismo, con tranquilidad, con la certeza puesta en sus virtudes y habilidades.

——

En otros momentos, por el contrario, uno se siente como una Crystal Maiden, sin maná, sin botas, en 100 de vida, perdida en el bosque con todos los amigos en la fuente. Y voltea uno a mirar y sólo ve ésto:

Rikimaru

—-

A veces creo que la vida consiste en, cuando uno se siente como el Chaos Knight, pensar en que no siempre se fue así; y cuando uno es la Crystal perseguida por el Rikimaru, pensar que no siempre se será así.

written by Saudade \\ tags: ,

Jul 15

Como sabrás, mi nuevo motto es: “Los hechos hablan mucho más fuerte que las palabras”.

O como dirían los entrenadores de boxeo: “Don’t get distracted by the yelling, always watch the hands”

Y vaya si me ha servido, es que si te contara… hace relativamente poco me sirvió para darme cuenta (una vez más) de que me estaban cuentiando!

Si, tal como lo oyes, me estaban cuentiando. Y se sentía bien extraño porque en teoría yo, quien poseo el verbo (eso me han dicho), estaba en el lado receptor del verbo.

Y aun sabiendo lo “lejano de la realidad” que era lo que me decían, y aunque ella no sabía que, como siempre, yo sé más de lo parezco (esto a pesar de que mi cara de rumiante hace pensar que no sé ni mú (pun intended)). El caso es que la tía me estaba echando el cuento y a pesar de que yo sabía todo (o como siempre, por lo menos eso creo), por momentos flaqueaba.

Es que cuando le atacan a uno con sus propias armas es bien duro de asimilar. Fue como cuando Spassky le ganaba a Tal con ataques de mate… o como cuando me chimbean mis amigos (ver post pasado).

Volviendo al tema, eso es lo útil de mi nueva actitud: ser como un boxeador, hay que mirar las manos, no ponerle cuidado a lo que dicen. Las acciones, siempre las acciones. Las palabras normalmente mienten, o no dicen la verdad completa, pero las acciones son lo más honesto que hay de una persona.

¿Qué te dicen mis palabras? ¿Qué te dicen mis acciones?

¿Qué me quieren decir las tuyas?

P.D.: Si estoy más inconsistente que de costumbre, acháquenselo al hecho de que anoche comencé a tomar ZMA, y tuve los sueños más largos y vívidos de toda mi corta vida. Es impresionante, im-pre-sio-nan-te. Tan reales, tan largos… si sólo pudiera elegir mi sueño… por una sola vez… silent lucidity.

written by Saudade \\ tags: , , , ,

Jul 07

No dar papaya.

Mis amigos se quejan de que no tengo piedad con ellos y los “chimbeo”, es decir, les caigo encima inmisericordemente cuando la embarran hablando.

Hace un tiempo hablé sobre ello, y la idea era que de ese momento en adelante, no iba a refrenarme sino que lo iba a hacer como me naciera. Pobre Hagen, pobre Pierce, pobre Morcillo, pobre Athos… a veces creo que se me va un poco la mano.

¿Qué hago yo si dan tanta papaya?

Primero, un amigo que periódicamente me pide consejos para el gimnasio, le digo que haga mucho peso muerto, del normal y del rumano, sentadillas a la lata, overhead press y barras en todos sus estilos. Al principio me hacía caso pero luego se obsesionó con hacer circuitos para quemar grasa a ver si se le ven los oblicuos, o “ganapan” como él los llama. No me pregunten porqué los llama así, no quiero saber.

El caso es que un día me contó que era vegetariano, y le dije que a mi parecer estaba en la mala, si está en el gimnasio necesita mucha proteína, y pues eso se encuentra es en los animalitos… a punta de vegetales es complicado, y sobre todo, los niños que leen esto, no coman nada que tenga que ver con soya. Nada. Punto. Resulta que la soya es rica en fitoestrógenos, o sea estrógenos provenientes de las plantas… y eso para nosotros los niños es peligrosisismo. Así que no coman/tomen nada que tenga que ver con la soya si no quieren llenarse de estrógenos con todo lo que eso implica.

Después no vengan llorando montados en la película, conste que les advertí. La soya es mala para nosotros porque nos dispara el estrógeno.

Bueno volviendo al tema, le dije a mi amigo: “Oye, necesitas mucha proteína si estás en el gimnasio y siendo vegetariano no sé de dónde la estás sacando…” a lo cual me responde, literalmente:

“Tranquilo mijo que yo toda la proteína la obtengo del huevo”

:O

Segundo, en una conversación de la cuál no me acuerdo bien de todos los detalles, llegamos a la conclusión de que: “salir feliz de una conversación con tu tutor de tesis, es como estar feliz después de tener sexo anal, porque a pesar de que te clavaron, por lo menos tuviste sexo…”

O como decía Damn, esa se puede aplicar a quienes juegan dota: “Estar feliz porque a pesar de que tu equipo perdió la dota, quedaste de primero; es equivalente a estar feliz al tener sexo anal, porque a pesar de que … “, bueno ya se saben el resto.

Con amigos así… cómo no aprovechar la papaya?

written by Saudade

Jul 06

El álbum se llama Sibérie m’était contéee.

Siberia. Lago Baikal.

El artista es Manu Chao.

El subtítulo dice: …A TOUS LES PECHEURS DU FLEUVE AMOUR…

Que se podría traducir si mi francés no me falla, como: A TODOS LOS PESCADORES DEL RIO AMUR.

El rio Amur, es el noveno rio más largo del mundo y su cuenca está en plena Siberia, así que el título tendría sentido, pero también se podría traducir como:

A TODOS LOS PECADORES EN EL RIO DEL AMOR.

Unos pescamos con caña y atrapamos un pez cada semana, otros pescamos con red y atrapamos cientos en un minuto. Unos vamos a pie, otros vamos en bote, otros pescamos en lancha a motor. A unos nos sale un bagre con bigote y todo, otros sacamos una trucha o un salmón, otros ni tilapia de criadero.

Pero todos seguimos pescando. Y pecando.

La canción que más me gusta de ese álbum: J’ai besoin de la lune.

La otra que más me gusta, ya la puse hace un tiempo.

written by Saudade \\ tags: ,

Jul 02

Me pareció tan emocionante escucharla hablar… lloré tanto mientras manejaba.

Seis años de su vida perdidos, su padre murió y ella no pudo estar allí. Seis años sin tener libros a la mano, ni a su familia, ni internet, encadenada para dormir. En plena selva.

Ni un libro. Nada para leer.

Yo no sé, probablemente yo me hubiera enloquecido del aburrimiento mental.

Seis años en otro mundo, en la selva. Seis años, día a día, día a día, cuando el tiempo pasa despacio, siempre pensando en la familia, estando reducido a la impotencia, sin ser dueño de su destino.

Seis años.

Ya me puse a llorar otra vez.

P.D. No quería decir esto. Cuando hubo la operación contra Reyes, Chávez hizo minuto de silencio y salió llorando. Ahora no han dicho ni mú. Ni lo dirán.

written by Saudade \\ tags: , , ,

824714 pages viewed, 299 today
374491 visits, 87 today
FireStats icon Powered by FireStats
%d bloggers like this: