Apr 10

La idea era cambiar completamente de vida, de trabajo, de métier.

Que la vida es muy corta es un cliché (no por ser un cliché deja de ser cierto), que es mejor la seguridad que al aventura (cuando uno pasa de los 25 años), que es mejor malo conocido que bueno por conocer, que uno que se va a hacer por allá en plena crisis…

En mi vida pasada fui profesor y siempre amé mi trabajo; para mi era una de las ocupaciones ideales: me permitía hacer lo que más me gustaba, aprender para enseñar y enseñar para aprender. Algunos posts dedicados a este tema los pueden encontrar en:

Incluso es interesante repetir lo que dijo el inolvidable Gibbon sobre el oficio de profesor:

The power of instruction is seldom of much efficacy except in those happy dispositions where it is almost superfluous.

Cuando cambié de vida me dije, bueno, ya fui profesor durante mucho tiempo (tal vez demasiado) y aunque no siempre fui apreciado en general lo disfruté. Lo que no sabía es que como parte de mi nuevo trabajo debo ejercer los buenos oficios de profesor…

Y para terminar ahora debo dar un curso en una universidad sobre un tema que me apasiona; lo único que me pone nervioso es tener que dar ese curso en francés.

Por lo visto nunca me libraré de ser profesor: al que nació para tamal…

written by Saudade \\ tags:

742301 pages viewed, 366 today
348146 visits, 81 today
FireStats icon Powered by FireStats
%d bloggers like this: