Aug 23

“El que maneja se estrella y el que toma se emborracha”

Eso decía un amigo en la U, cuando le contábamos al dia siguiente las bellezas que había hecho en la víspera. Nos miraba con sus ojos enrojecidos y su cara de si o pa que.

Yo le agrego a ese dicho la siguiente observación “… y el que hace ejercicio se lesiona!”, comprobada empíricamente en mi pobre cuerpecito y en el de muchos otros.

Recuerden la sección de noticias deportivas en un noticiero: la mitad de las notas son reportes de futbolistas lesionados o en proceso de recuperación, que Messi se lesionó una pierna, que Ronaldo se rompió los tendones del cuadríceps, que la Sharapova no pudo competir en el US Open por tener el hombro derecho malo y así ad infinutum.

Ahora piensen: si esos deportistas de alto nivel, que cuentan con médico deportólogo, masajes deportivos diarios, la mejor alimentación y técnicas de entrenamiento; si ellos se lesionan, qué puede esperar entonces un pobre mortal que trabaja a diario y hace ejercicio cuando puede? qué puede esperar ese pobre mortal que come a deshoras, que hace ejercicio sin haber calentado bien, que no cuida la movilidad, que esta sentado en una posición terrible durante horas frente al computador y luego quiere que su cuerpo se comporte como recién salido de fábrica?

Además de esas condiciones no ideales, hay que recordar que el cuerpo humano está lejos de ser esa máquina maravillosa y perfecta que todos creen, por el contrario, somos una colcha de remiendos fruto de la evolución. Por ejemplo: se estima que alrededor de un 60% de las personas mayores de 30 años tienen procesos degenerativos de la columna vertebral, incluyendo hernias discales (comprobado por resonancia magnética), aunque la mayoría son indoloras… por el momento.

En otras palabras, todos estamos jodidos a partir de cierta edad: juventud divino tesoro, ya te vas para no volver; y nuestra única consolación es saber que TODOS estamos en las mismas; y que a todos nos va a doler eventualmente algo. Eso es lo que yo le digo a quienes se burlan amablemente de mis dolores: “espere tantico que yo también pensaba q eso nunca le iba a dolera uno, hasta que me empezó a doler a mí”. A usted no le ha dolido nunca la espalda, mi querido oficinista? Espere y verá, algún dia le dolerá la espalda baja y se acordará de mi 🙂

(Llevo 250 palabras y todavía no he contado porqué no puedo hacer fondos… pero ténganme paciencia porque hace mucho no escribo y me estoy desahogando)

Nuestro cuerpo es como uno de los carros viejos que tanto le gustan a mi papá.

El siempre me decía: “ese carro está bueno!” pero al usarlo a más de 30 km/h empezaban a salir todos los resabios: vibración del chasis, la dirección tiene juego, los frenos toca suavecito, doble enclochada pa los cambios, chirrea en las curvas porque está mal alineado, se recalienta en una subida de más de 200 metros, etc.

Siempre que piense en su cuerpo, recuerde que nuestro cuerpo es como uno de esos carros viejos: si usted no hace nada, o si su esfuerzo fisico más grande es levantar la cerveza, muy probablemente no le dolerá nada musculo-articular (que sea una gorda fofa es otro cuento); pero apenas empece a hacer ejercicio le saldrán todos los gallos y le dolerán partes que no sabía siquiera que pudieran doler.

Pero no crean que toda esta diatriba es para desanimarlos de hacer ejercicio; al contrario, esos dolores causados por el ejercicio se curan… haciendo ejercicio. Tal como decía Homero de la cerveza: “la causa y la solución de todos los problemas de la vida”.

En fin, toda esta introducción es para contarles que a pesar de mis múltiples dolores y lesiones: sigo haciendo ejercicio!

Y es que he descubierto que los dolores son como una vieja cantaletuda, uno termina por acostumbrarse y a no parar tantas bolas. Uno tiene que vivir con sus dolores y hacerle por los laditos porque la alternativa (no hacer ejercicio y volverse un asco de ser humano) es mucho peor.

Una lista no exhaustiva de mis dolores:

  • Dolor en el cuello (probablemente causado por la postura)
  • Dolor en los hombros, principalmente el derecho: dos infiltraciones, ah cosas dolorosisimas.
  • Tendinitis en el biceps
  • Tendinitis en el supra-espinoso (quién dijo manguito rotador)
  • Dolor en la rodilla izquierda: causado por el besito que le dio a mi rodilla una roca escondida bajo el agua mientras nadaba plácidamente en san Cipriano (eso te recuerda algo Lapetra?)
  • Dolor de varicocele
  • Plantar fascitis en ambos pies pero principalmente en el derecho
  • Dolores varios en algunos dedos de las mano
  • Dolores intercostales
  • Dolor en los codos (parece que es causado por apoyarlos en el escritorio)
  • Dolor en la muñeca derecha (conato de tunel carpiano hace años pero bajo control)

Cada dolor daría para una historia interesante: momento de aparición, actividades que lo desencadenan, ejercicios y movivmientos que impide hacer, descripción masoquista del dolor, etc. Pero ese no es el punto de este post. Afortunadamente no me quejo tanto de mis dolores (otros dirían lo contrario) y afortunadamente son intermitentes, porque si vinieran todos al tiempo ni les cuento como sería de bella la vida.

(continuará…)

written by Saudade \\ tags: , , , ,

Tweet This

One Ping to “Nunca más fondos ! (1)”

  1. Nunca más fondos ! (2) » Disquisitiones WordPress 3.6 Says:

    […] Nunca más fondos ! (1) […]


One Response to “Nunca más fondos ! (1)”

  1. 1. Creep Windows XP Mozilla Firefox 10.0 Says:

    Todo parece indicar entonces que me volvere un asco de ser humano porque el estar en permanente dolor no le veo la gracia. Si hago ejercicio, me duele entonces hago mas ejercicio para que me duela aún más. Entonces me alegan “Si pero si no haces ejercicio te va a doler todo cuando llegues a viejo” entonces lo que me están ofreciendo en toda una juventud de dolor para que de viejo me duela menos todo? Porque ese negocio no me suena bueno?

    En ultimas eso va terminar como el debate en USA sobre si deben prohibir las armas o no, algunos seguiran insistiendo ciegamente que al prohibir y restringir las armas la violencia se va a reducir mientras que otros seguirán pensando que al estar todos armados al menos nos podremos defender. Cada quien tiene su razón, pero como también dice el dicho “Truth lies in the eye of the beholder”

    [Reply]

Leave a Reply

i3Theme sponsored by Top 10 Web Hosting and Hosting in Colombia
782772 pages viewed, 117 today
359055 visits, 70 today
FireStats icon Powered by FireStats
%d bloggers like this: