Apr 11

Comentaba hoy que la razón para que yo lea tanto e intente buscar la respuesta en tantas partes, es porque estoy seguro de que muchos seres humanos más sabios que yo se han enfrentado a los mismos problemas y sería un necio si no decantara la experiencia de muchos en mi propio beneficio.

Tucídides era un general ateniense en plena guerra del Peloponeso quien fue exiliado por no defender a una ciudad llamada Amfipolis. Er tal vez una de las peores desgracias que le podian ocurrir a un ciudadano ateniense, ser exiliado de su pólis , pero el aprovechó y fundó el campo de la Historia con su libro sobre la Guerra del Peloponeso.

The secret of Happiness is freedom, and the secret of freedom is courage

Buda nos enseño que la raíz del sufrimiento es el deseo, y que eliminando el deseo, se puede eliminar el sufrimiento. Dejó al mundo y sus vanidades, esposa e hijo, un reino, y se fue como monje mendicante hasta que por fin encontró su nirvana.

The secret of health for both mind and body is not to mourn for the past, nor to worry about the future, but to live the present moment wisely and earnestly

De Alejandro seguramente ya he hablado en muchas ocasiones, pero nadie puede negar que:

It is a lovely thing to live with great courage and die leaving an everlasting fame

No necesariamente todos moriremos dejando una fama imperecedera, es más, él fue de los poquísimos que lo logró, pero no importa en el fondo, porque:

conquer your fear and I promise you you will conquer death

Y para dejar la nota melodramática a un lado y que no crean que se perdieron y llegaron a un blog de self-motivation y autoayuda, veamos lo que dijo Flaubert:

To be stupid, selfish, and have good health are three requirements for happiness, though if stupidity is lacking, all is lost.

Y aunque esta lista no es ni mucho menos exhaustiva, indica lo que me guía en estos tiempos turbulentos… en conclusión, sólo me falta mejorar un punto de mi salud y ser un poquito más egoísta para ser feliz, porque de resto, de resto lo tengo todo.

written by Saudade \\ tags: , , ,

Feb 28

I stand mesmerized,
wondering how you sing
your notes hold the world spellbound –
the light of your music
lights up my universe.

written by Saudade \\ tags:

Dec 09

Parte de mi TOC (obsesivo-compulsivo) es tomarme muy en serio todo lo relacionado con la escritura. Empezando por los implementos, nada más placentero que escribir con una pluma que acaricia el papel como haciéndole cosquillas.

Pero más que eso, soy puntilloso con los signos de puntuación y sobre todo los la ortografía, cosa que a mis alumnos les parece graciosísimo… cómo es posible, piensan ellos, que a alguien, y más a un profesor de ciencias de la computación, le interese la ortografía?

Lo que no imaginan, es que para mí la mala ortografía es como el mal aliento o la obesidad: inmediatamente la opinión de una persona se me va al piso si le veo alguna de esas tres cosas.

Ahora bien, el mismo personaje me salió con ésta:

 

Y para que no crean que me estoy ensañando contra un pobre pelmazo, otra prueba de hace unos años:

 

Será que la ortografía importa? O que ya me volví un viejito gruñón y empezaré a alegar porque no dejen la luz prendida, y que cierren la puerta con llave, y que en mis tiempos la gente si escribía bien?

written by Saudade

Nov 10

Probablemente todos los seres humanos pasamos por algún momento donde estamos convencidos del próximo fin del mundo. Y yo estoy hoy más que convencido de que está muy pronto.

Cuando yo tenía unos 8 años, leí un libro donde decían que el fin del mundo estaba muy cerca, porque Israel en 1948 se había constituído como estado y, según ese razonamiento, en alguna parte de la Biblia decía que esa era la “señal del fin”: que una generación después de eso se armaría el zumbulutre. Y una generación son 40 años… así que el fin del mundo estaba por los lados de 1988. Por lo visto ese libro pifió porque eso ya pasó hace como bastantico, no?

Pero tal vez por eso me quedó la idea de que cada año que cumplía lo estaba viviendo en tiempo extra. Y tal vez también por eso me parecía tan inconcebible la idea de la muerte, nunca pensé que me tocara a mí, siempre pensé que el fin del mundo me cojería vivo, era inconcebible morir y que todo siguiera como si ná. De allí venía mi obsesión con la inmortalidad.

Algunas razones para estar convencido del fin del mundo as we know it:

  • Una extraña enfermedad motora ataca a futbolistas italianos… ya se está regando! Yo pensé que esa incapacidad motora sólo le daba a los futbolistas colombianos!
  • Las abejas, señores, las abejas se están acabando. Gravísimo, no vayan a pensar, como yo pensé: “pues de malas a quienes les gusta la miel”, porque ese no es el problema, el problema es que sin abejas, no hay polinización, sin polinización no hay cultivos, capicci? Consulten en internet todo lo que quieran, las abejas se están acabando y nadie sabe porqué. A Einstein se le atribuye la frase: “si las abejas se van, a la raza humana le quedan cuatro años”…
  • La crisis financiera… eso no es camine almorcemos, eso va para largo y está bien peludo… los precios de las commodities están por el piso y es hasta ahora el comienzo… quie se iba imaginar el petróleo a 60 USD el barril? Pobre Chávez… se le acabó la dicha!

Pero para mí, la razón más fehaciente es una muy íntima y personal, y sobre todo una de lo cual yo mismo estoy convencido: I no longer fear death.

Para ponerlos en contexto, una ex mía muy cute ella me decía: “por favor si te vas a levantar una vieja no empecés con tu maricada de hablarle de Alejandro Magno y tu afán de inmortalidad y tu miedo a la muerte y todas esas cosas porque ahí si la espantás… “, pero lo bueno es que ahora… ahora ya no me da miedo !

El cambio de actitud se viene cocinando desde hace muchos meses, los tres gatos que seguimos este blog habremos notado que el tema de la muerte y la existencia últimamente se ha repetido mucho, por ejemplo en el post sobre Alejandro Magno, cuando le sacrificó al Miedo, o en el de las fotografías de personas antes y después de morir, o en el de mis primeras experiencias pensando en la muerte, ad infinitum.

El caso es que mucha gente que me conoce cree que soy inteligente, pero desafortunadamente yo, quien tengo que vivir conmigo mismo, sé que esto la verdad y muy muy a mi pesar no es cierto, simplemente leo rápido y mucho, tengo muy buena memoria (desafortunadamente) y a veces pienso más rápido.

Pero realmente soy tan común y corriente que da hasta tristeza todo el tiempo que pensé que era diferente.

En fin, pero ese no es el tema, el punto es que a pesar de eso, hay algo de lo que si me siento muy orgulloso, algo que si me parece un chispazo de genio, porque esa idea me quitó de una vez y por todas el miedo a la muerte.

La idea es la siguiente: a uno le da mucho miedo de la muerte, el dejar de existir, el dejar de ser, la pérdida de la consciencia, la perdida del yo, del ego. Por más creencias religiosas que se tengan, no hay nada demostrado, y la naturaleza nos indica que muy probablemente la muerte es simplemente el fin de todo proceso de consciencia.

Si a ustedes la idea de dejar de pensar y dejar de existir no les hace sentir un hueco en el estómago, pues los felicito, porque a mi si, y feo. Pero hubo un par de pensamientos, el primero que leí en alguna parte y el segundo si de mi cosecha, que me hacen tan tranquilo… que me hacen tan feliz…


  1. ¿Porqué me va a dar miedo la muerte? Porqué me va a dar miedo perder la consciencia, dejar de existir, dejar de ser, si todas todas las noches cierro los ojos voluntariamente y me obligo a dejar de pensar, a dejar de ser, obligo a mi cerebro a apagarse, y si no se apaga, lo apago a las malas (bendito zolpidem).

    Y no hay sensación más tranquilizadora que saber que en cualquier momento nos hace caso y se apaga y dejamos de existir, no sabemos y no nos importa dónde estamos en ese momento. ¿Quien somos cuando soñamos? ¿Somos quien sueña? ¿Quién somos cuando dormimos y no soñamos? Dejamos de existir? Dónde está el ego? Dónde estan nuestros deseos? Ah?

    Tal vez por eso sentía celos de mis amantes al verlas dormir, porque a pesar de que se veían preciosas, no eran ellas en ese momento… y en cierto modo descansaban de mí…

  2. Pero el pensamiento que me hace sentir orgulloso de haberlo descubierto, comienza meditando en el hueco en el estómago que se siente cuando uno piensa en que al morir, dejará de existir por el resto del tiempo, de la eternidad.

    Como dijo un monje británico que no recuerdo ahora: piensen en una noche oscura y tormentosa, una casa con un fuego en la chimenea y dos ventanas, una a cada pared. Mientras todos se calientan y ven el fuego entra una golondrina atraída por la luz y el calor, y un instante después sale por la otra ventana y nadie siquiera nota su paso. ESA ES LA VIDA HUMANA. Un momento de tiempo fugaz en la eternidad, a quien recuerdan sus seres queridos por unos momentos antes de partir ellos al lágamo del olvido.

    Para mi lo duro de la muerte era dejar de existir y saber que el tiempo iba a seguir pasando por los siglos de los siglos y yo no estaría allí. Lo que descubrí no sé cómo y que me permite seguir viviendo a pesar de esta terrible idea, es la siguiente pregunta:

    ¿porqué me voy a preocupar por los eones de tiempo que pasen después de mi muerte, si nunca jamás me he preocupado por los infinitos tiempos ANTES DE QUE YO NACIERA? Si no era nadie antes de nacer (y no me importaba ni mu), porqué me iba a importar el hecho de dejar de existir al morir?

Yo no sé qué puedan pensar de esto, mínimo lo primero que piensan es que este man se la fumó verde, pero no, ahora si entiendo a Alejandro Magno cuando le decía a sus soldados, a sus amigos:

Lo más grande y hermoso es vivir una vida con valor y coraje y morir dejando una fama imperecedera.

Puede que yo no deje una fama imperecedera, de toda la humanidad una ínfima parte son recordados… pero vivir la vida con valir y coraje… eso si hace que valga la pena vivirla.

Conquer your fear, and I promise you’ll conquer death

Es que se me vienen las lágrimas pensando en eso! Si se conquista al miedo… que putas importa la muerte! (perdón pero es que yo lloro hasta despidiendo un avión de carga… herencia de mi madre que con cualquier cosa “se le hace el nudo”)

Conquer your fear, and I promise you’ll conquer death

Pues señores, así como Alejandro sacrificó al Miedo antes de la batalla de Gaugamela, yo, que la mayoría de mi vida he sacrificado a Atenea la de los ojos grises, o a Apolo el que hiere de lejos, o a Eros que ese talporcual si se merece es que lo capen… desde hace un tiempo yo sólo le sacrifico al Miedo.

Me hace falta mucho… pero es un dios agradecido, mi dios PHOBOS acompañado de su amigo del alma, DEIMOS: el terror.

Conquer your fear, and I promise you’ll conquer death

written by Saudade \\ tags: , , , , ,

Oct 15

Konstantinos Kavafis (Kavafy?) es para mí el mejor poeta de todos los tiempos.

Para mí la poesía se reduce a los tankas y haikus japoneses, y a la poesía de Kavafis. No existe más.

Muchas veces he intentado escribir algo sobre él, sobre “La ciudad”, “Ítaca”, “Velas”, entre otras, pero siempre me siento como haciendo un sacrilegio, como si no tuviera derecho.

Hoy no me importa, hoy sólo quiero pensar en uno de sus mejores poemas de canon, llamado: “Recuerda, cuerpo”.

Recuerda cuerpo

Recuerda, cuerpo, no sólo cuánto te amaron;
no sólo en qué lechos estuviste,
sino también los deseos que brillaron abiertamente
en los ojos que te vieron;
las voces temblorosas,
todo lo que el destino frustró.
Ahora que todos están en el pasado,
parece como si en realidad te hubieras
entregado a esos deseos.
Cómo deslumbraban.
Recuerda los ojos que te vieron,
las voces que temblaron por ti.
Recuerda, cuerpo.

Esta es mi versión, pero… cómo sonaría en su original griego koiné?

Recuerda, cuerpo…

written by Saudade \\ tags:

Sep 18

Las respuestas, como siempre, ya las ha visto alguien antes.

En este caso, Ulises en la Odisea.

Primero llega al país de los lotófagos después de una tormenta que se desató cuándo ya estaba a punto de llegar a su destino, la añorada Ítaca, donde no hay pasto para caballos.

Se llamaba país de los lotófagos porque sus habitantes comían una planta llamada loto. Quien la probaba pensaba que era el fruto más delicioso que hubiera probado en su vida y no quería dejar de comerla. Hasta allí no pasaba nada raro, pero la fruta tenía un pequeño efecto secundario: quien la come olvida todo lo que sabe, olvida su pasado, su familia, su patria, sus problemas y hasta su nombre.

A veces creo entender porqué Ulises se fue despavorido del país de los lotófagos, pero a veces no estoy tan seguro… es tan mala la plantita aquella? Será?

Luego cayó donde la maga Circe, una joyita de esas contra quienes la mamá de uno lo previene sin exito: reza la historia que el rey de los sármatas se enamoró perdidamente (cuándo no se enamora uno perdidamente?) de ella y se atrevió a desposarla sin conocer de su pasado como bruja y de su temperamento algo fuerte. Pero como ante un hombre enamorado no hay razones que valgan, el rey se casó con ella más entregado que … (no se me ocurre metáfora) y se encontró con un par de sorpresas: la primera, la dulce niña no se iba a dejar mandar de nadie y mucho menos de su esposo por muy rey que fuera; y la segunda: la tierna mujer quería gobernar sola y se despachó a su maridito en plena luna de miel con uno de sus venenos.

Apenas para llevarla a casa a presentarla a los papás, no?

Bueno el caso es que Ulises llegó a la isla de la maga Circe sin saber lo peligroso del asunto y envió a sus compañeros de aventuras a explorar el lugar. Ya conocen el resto de la historia: encontraron a la bruja, la bruja les dio una poción y los convirtió en cerdos.

Los dejó igualitos, diría una amiga despechada.

Ulises muy valiente fue al palacio de la maga a ver qué podía hacer, afortunadamente el dios Hermes (Mercurio) le dió una hierba que lo protegía del bebedizo. Entró al palacio, recibió la comida y bebida que le brindó Circe, quien probablemente fue la primera que descubrió aquello de que a un hombre se le llega por el estómago, y cuando lo iba a tocar con su varita para volverlo marranito se encontró con que el hechizo no servía contra Ulises, quien aprovechando el susto la obligó a punta de espada a devolver a su estado normal a sus amigos.

Debería dejarlos como estaban, apunta mi amiga.

Como la primera impresión es la que cuenta, uno pensaría que Ulises salió como alma que lleva el diablo, pero no, se quedó un año completo con la maga! y no precisamente hablando de brujerías sino que pasaron a manteles!

Y después dicen que los hombres somos inteligentes! Si como no…

Cómo es tan bruto y se queda un año en pleno idilio con una maga que en cualquier momento lo hechiza y lo jode! Mi amiga aquí me dice que lo que pasó fue que Hermes le dio a Ulises un amuleto, pero que ese le servía contra el conjuro que convertía a los hombres en animales; para el que los embobaba no le dio ninguno.

Y es que supongo que tenía que estar muy buena la amiga Circe para uno quedarse tanto tiempo, arriesgando su alma en el proceso. Ningún hombre haría eso, o si? Por lo menos yo nunca… 😉

Ulises perdió puntos, podrá ser muy inteligente y muy ingenioso, podrá haber ideado lo del caballo de Troya, pero en cuanto a mujeres ahí si pifió: eso es buscarle males al cuerpo, y al alma de paso.

Pero quien es capaz, aquí entre nos, de criticarlo? Quien crea que puede, que tire la primera piedra.

Tiempo después de que salieron por fin de esa isla y por razones que no vienen al caso, una tempestad acabó con sus barquitos y murieron todos sus compañeros. Ulises llegó sólo y desamparado a la isla de Calipso, una diosa del mar quien lo recogió a punto de morir y se enamoró de él. Como buena mujer encaprichada lo quería, y mucho, pero para ella solita: tanto así que le ofreció la inmortalidad para que vivieran juntos por siempre.

Si la tentación de Circe consistía en ver pasar la vida dedicado a los instintos animales, la de Calipso era la vida eterna, pero con un precio, tener que pasarla a su lado. Y es que la diosa no le iba a dar ese tremendo regalo así de gratis, ya decía Homero desde épocas inmemoriales que “los dioses por una cosa buena dan dos malas”: parece que hablara de las relaciones hombre-mujer 😛

Por eso desde la antiguedad previenen contra los “regalos griegos”. Y vaya si son peligrosos estos regalos, igual que los regalos de mujer: te dan su sonrisa, te dan alegría, pero a cambio te piden el alma. Y no se engañe a si mismo pensando que puede regatear, ellas se cobran por derecha y de entrada, más fácil regatea uno con la DIAN.

Pero como muchos ya sabrán, y si no lo saben lo descubrirán dolorosamente dentro de poco, ante una sonrisa unos ojos y un olor los hombres somos por demás impotentes, así que Ulises a pesar de amar a su Penélope se quedó la bobadita de ocho o nueve años en la isla de Calipso. Sólo pudo salir cuando Zeus envió a Hermes con la orden a la diosa de que lo liberara y le ayudara a construir una barca para que volviera a su casa.

Segunda vez que lo salvaba el dios Hermes.

Para mi la parte más triste de la Odisea es donde Ulises se encuentra con Nausicaa. A Ulises le había pasado de todo, había estado a punto de llegar a su casa dos veces y siempre pasaba algo, tenía a la mitad de los dioses del Olimpo en su contra y todos le buscaban el quiebre, hasta Zeus que la mayoría del tiempo lo llevaba en la buena un dia le destruyó el último barco que le quedaba con un rayo por haberse comido a los toros del dios Sol. La única que siempre estuvo con él fue Minerva o Atenea la de los ojos glaucos.

Ulises después de muchos días de naufragio llega a una playa, no sabe si encontrará gente amiga o un monstruo que lo quiera devorar, y para su fortuna se encuentra con la otra mujer buena de la Odisea (la otra fue Penélope).

Nausicaa era una princesa que fue con sus doncellas a lavar su ropa al rio y a jugar a la pelota, y allí encontró a Ulises barbado, desnudo, quemado por el sol, un completo indigente. Pero Atenea hizo que Nausicaa tuviera piedad de él y lo ayudara, claro que a eso contribuyó también el que Ulises le hablara gentilmente (todo entra por los oídos). Ella lo ayudó, lo llevó al palacio de su padre, donde le dieron comida, ropa y lo trataron amablemente al enterarse quién era.

La princesa se enamoró se él, y fue la única de todas las mujeres que no le quería dar un regalo griego. Sólo le dijo que se quería casar con alguien como él, y que si él se quedara… sería muy feliz con ella. Pero al mismo tiempo le dió un barco con los mejores remeros feacios para que lo llevaran lo más rápido posible a Ítaca. O sea, la mujer perfecta.

¿Porqué no se quedó Ulises con Nausicaa, la de hermosos brazos?

Pero la parte que nunca entendí de Ulises ni de la Odisea fue la de las sirenas. Ulises estaba con sus compañeros y no recuerdo si por indicaciones de la maga Circe o del ciego Tiresias (estoy escribiendo de oído) supo que más adelante tenía que pasar por la isla de las sirenas: una isla rodeada de arrecifes peligrosos, que cualquier marino en uso de sus cabales evitaría por seguridad, pero que estaba poblada por las sirenas, criaturas con cabeza de mujer y cuerpo de pájaro que cuando veían un barco empezaban a cantar tan bella y atractivamente que enloquecían a los marinos, los hechizaban de forma que no querían hacer otra cosa sino estar con ellas (y por “estar con ellas” quiero decir precisamente lo que se están imaginando).

Mi amiga despechada acaba de indicarme que según ella, las sirenas no tenían que hacer nada para que los hombres se pusieran de esa forma, que los hombres se ponen asi solitos.

El caso es que cuando los marinos escuchaban a las sirenas se desesperaban y no podían hacer otra cosa que navegar hacia la isla donde se estrellaban con los arrecifes, naufragaban, y las sirenas se los comían. (Y por comer no hablo de lo que ustedes se están imaginando, hablo de que aprovechaban que estaban medio heridos o muertos y los destrozaban con sus garras y al buche)

Yo no sé que metáfora puede ser más clara que ésta.

Como siempre, los griegos ya lo sabían.

Porqué no le enseñan a uno esa clase de cosas desde chiquito? No es sino que a un niño le hagan entender la historia de las sirenas, lo hagan leer “Rojo y Negro” de Stendhal, unas cuántas historias de Maupassant y quitar un bra en menos de 2 segundos bajo cualquier situación y ya la educación básica que necesita para ser hombre está cubierta.

Volviendo al tema, la parte que nunca pude entender de la Odisea fue precisamente ésta, cuando Ulises pasa por esa isla y le cuenta a sus compañeros de expedición lo peligrosa que es la cosa y cómo todos tienen que taparse los oídos con cera para no arriesgarse a oir nada, porque quien oye los cantos de sirena se enloquece y se va para la isla, nada que hacer, se va porque se va. Todos muy obedientes se tapan bien con la cera, excepto Ulises, quien pide que lo amarren al mástil pero que lo dejen oir lo que cantan las sirenas.

¿Porqué Ulises, quien sabía lo peligroso del asunto, es quien pide escuchar el canto de las sirenas?

¿Porqué escuchamos el canto de las sirenas?

Esta es la introducción a la “Teoría General”.

written by Saudade \\ tags: , , , , , ,

Aug 19

The first principle is that you must not fool yourself, and you are the easiest person to fool

Richard Feinman

written by Saudade

Jul 30

El valle de Fergana es una de esas regiones del Asia Central donde pasaré algún tiempo antes de morir pues el escenario natural y toda la historia que tiene son simplemente fascinantes. Este no es el momento ni el lugar para hablar de ello, pero cualquiera que me conozca un poco sabe de mi fijación por el Asia Central, una de las partes más interesantes del mundo.

Allí llegó una vez Alejandro Magno, en ese tiempo era la región más alejada de la Bactriana, derrotó a los escitas, algo que nadie había hecho jamás antes (es decir, mi querido amigo, que técnicamente derrotó a los ancestros de Temujin “Genghis Kan”, o sea que es el más putas entre los putas… Fin de la discusión :P) y de paso fundó una ciudad llamada Alejandría Escate, o Alejandría Última.

En las estribaciones occidentales del valle de Fergana está la ciudad de Samarcanda: LA CIUDAD en mayúsculas, es impresionante toda la historia que tiene, es una de las ciudades más antiguas continuamente habitadas, y es testigo de la cultura iranio-persa, griega, turca, mongola, árabe y un largo etcétera.

Llegó a la prominencia cuando fue la base y capital del imperio de Timur (Tarmerlán), quien en todas sus conquistas lo primero que hacía era traer las piedras y joyas más bonitas, junto con los artesanos más expertos, para que construyeran mezquitas, edificios, acueductos, monumentos y minaretes. Los más bellos del mundo.

Como pueden ver, si empiezo a hablar de esto me encinto, así que les prometo no más recorrido histórico sino ir al grano, porque ni siquiera he hablado del personaje del título: Babur.

Babur nació muy cerca de Samarcanda, en algun pueblito del valle de Fergana. Babur es un personaje histórico bastante interesante, aunque poco conocido en esta parte del mundo. Era descendiente por vía paterna de Timur, y por vía materna de Genghis Kan, era hijo del gobernante del valle de Fergana pero en ese momento la familia estaba un poco venida a menos por todas las divisiones y peleas intestinas típicas de los nómadas turco-mongoles del Asia Central.

Su cultura era muy persa, y por nacimiento y convicción, y tal vez por genética, nunca se le ocurrió otra ocupación que la de mandar. Sabía leer y escribir, tanto en persa como en turco chatagai, idioma en el que escribió sus memorias: el Baburnama.

El Baburnama es un libro particular, es tal vez la única autobiografía de un gobernante musulmán de ese periodo, es muy raro hallar esa clase de introspección en una persona de sus condiciones, a mi me parece cómico que Babur decía que no tenía sentido decir mentiras en su libro porque muchos de los protagonistas estaban todavía vivos y podían refutar lo que él decía, así que por lo menos a mí me parece una fuente primaria confiable.

Ese libro empieza con la siguiente frase: “En la provincia de Fergana, en el año 1494, me volví rey a los 12 años”, y gasta dos capítulos contando como es el valle de Fergana y especialmente Samarcanda.

Aquí viene lo importante: Samarcanda era, para Babur, la mejor ciudad del mundo para vivir. Su cultura, su historia, el hecho de que fuera la capital del imperio de su tatarabuelo Timur, su ubicación, la gente, la religión, la comida y hasta el clima eran perfectos para Babur. Estaba simplemente enamorado de Samarcanda.

Invirtió muchos años de su vida tratando de conquistarla y hacerla parte de su reino, y una vez lo alcanzó a lograr por un par de años, pero siempre un invasor externo era más fuerte que él y se veía obligado a abandonarla.

Una y otra vez cuenta en sus memorias como sólo era feliz cuando estaba en Samarcanda, y lo terriblemente derrotado que se sentía cuando lo echaban.

Samarcanda fue la obsesión de la vida de Babur.

¿Han tenido ustedes, como Babur y como yo, alguna obsesión?

Si la han tenido, entenderán al pobre Babur. Para él Samarcanda era la ciudad de su vida… entonces porqué debía conformarse en vivir y reinar en otra parte? Él quería a su Samarcanda!

Pues después de muchos años y como 4 intentos, tuvo que irse definitivamente, los uzbekos (la moderna nación de Uzbekistán) eran muy fuertes y lo expulsaron de allí para siempre.

Para siempre. Babur nunca volvió a estar en Samarcanda.

En ese tiempo, lo invitaron para invadir el norte de India, fue varias veces, le pareció interesante, y para no alargarles más la cosa que ya debe estar como aburridora, se quedó allí después de derrotar ejercitos mucho más grandes que el suyo con una combinación de superior generalato y mejores armas (artillería).

Y Babur fue el fundador del imperio Moghul. Uno de los más grandes y ricos del mundo, recuerdan el Tah Mahal? Fue edificado por su bisnieto.

Aquí muchos podrían decir que es una muestra más de que no hay mal que por bien no venga, de que cuando una puerta se cierra otra se abre, que los problemas no son problemas sino oportunidades, que a veces Dios nos quita una cosa para darnos otra mejor y más grande, que si él se hubiera quedado en Samarcanda no habría pasado de ser un jefe local pero que en la India fundó un imperio, etc, etc, etc.

Yo sólo sé que él en la India, cuando fundó su imperio, lo primero que hizo fue jardines. Jardines bonitos como los de Samarcanda. También sé que durante todo su tiempo, no hacía sino pensar en cómo reconquistar su ciudad, en recordar los años felices que pasó allí, en imaginarse otra vez en ese lugar.

También sé que el sentía que el imperio que estaba comenzando, era algo así como provisional, un sitio donde estar de paso, para recobrar fuerzas para el verdadero momento de su vida, que sería volver a la ciudad que él quería. Supongo que incluso llegó a ser feliz algunas veces en la India, aunque nunca se sintió cómodo completamente. Siempre vivía con la esperanza de que en algún momento, en el futuro, podría recuperar a Samarcanda.

Al final de su vida, todos sus contemporáneos lo alababan por ser un digno representante de Timus y Genghis Kan, por haber empezado casi de la nada como sus ilustres antepasados, por crear uno de los imperios más grandes y ricos conocidos, por haber logrado cosas tan grandes, por ser tan culto y amante de arte y de las cosas bellas.

Pero yo sé que él hubiera cambiado todas sus riquezas, todas sus mujeres, toda su fama y gloria, todo lo que había logrado en su vida, todo eso lo habría cambiado sin dudarlo, sin pensarlo siquiera, todo por una ciudad al suroccidente del valle de Fergana llamada Samarcanda. Yo sé que él en su lecho de muerte sólo pensaba en que nunca jamás, ni de visita, volvió a ver a Samarcanda.

Ni siquiera en su muerte.

Babur pidió que lo enterraran en Kabul, nadie sabe porqué. Yo creo que él no soportaría estar ni aun muerto en esa ciudad que nunca pudo hacer suya. O tal vez simplemente perdió la esperanza para siempre de volver a ver alguna vez a su Samarcanda.

written by Saudade \\ tags: , , , , , , , , , , ,

Jun 30

No entiendo la poesía.

O tal vez no comprendo la poesía como normalmente se entiende, palabrería empalagosa tratando de decir algo que ni el autor sabe que es.

Tal vez por mi triste vocación de ingeniero y mi amor por la eficiencia, exactitud y brevedad, casi la única poesía que me gusta es la japonesa. Porque está claramente definida, y es corta. Y recuerden que lo bueno, si breve, dos veces bueno. (No aplica al sexo).

Pongamos el caso de un haiku. Un haiku, siempre son 3 versos, de 5, 7 y 5 sílabas cada uno. Deben estar enmarcardos en una estación, deben hablar de algo físico y deben expresar un profundo sentimiento. Y lo más sorprendente es que lo logran. Además, debe mostrar contraste, mucho contraste.

La idea es que un haiku debe recoger uno de esos momentos “ajá” que uno quisiera no olvidar nunca en la vida, de esos que casi no se pueden expresar con palabras. Y lo logran, porque son muy pocas palabras…

Yo he escrito 4 haikus en mi vida. La verdad ni siquiera son buenos, pero para mí lo son. Debe ser porque me gusta tanto el budismo zen que estoy tan atraído a esa forma de literatura. Comprender un haiku es como llegar al satori.

Se nota que haría lo que fuera por ser un monje budista, no?

Los dejo con algunos tankas, otra forma interesante de poesía japonesa un poco más larga pero no menos impactante. La mayoría son del monje Saigyô, originalmente un samurai al servicio del emperador que dejó posición social y familia para convertirse en un monje y vivir solo… pero feliz. Menos mal yo no quiero eso… no?

Now I understand!
When to remember me
She vowed,
She said she would forget me,
But kindly!

Your face
I cannot forget since
Our parting;
Traces of you
Remain resting on the moon.

So strong were
Our pledges, yet between us
All has changed;
In this world, in her
Did I put my trust…

As time goes by
You will forget me and
All will end, I think.
Yet what you have pledged to me
I still believe…

Together
Have we gazed and gazed again
Upon the Autumn moon;
To do it alone
Will be sad indeed.

Y ahora, el mejor de todos, el que me hizo escribir este post. Disfrútenlo:

Why be bitter
About someone who was
A stranger
Until a certain moment
On a day that has passed…

Después de leer esas cosas, me da tristeza no haber nacido en un país donde hubiese podido ser monje zen.

written by Saudade \\ tags: , , , ,

Apr 30

En el último pedido de Amazon pedí unos libros, que la verdad no sé a que hora voy a leer porque están más gorditos de lo esperado, aquí la lista:

  • The Ruba’iyat of Omar Khayyam. Recuerdan el post “About Destiny”? Pues esta es una traducción interesante de la poesía de Omar Khayyam. El libro por alguna razón no sale en la foto, seguramente lo tenía en otra parte en ese momento.
  • Feeling Good: The New Mood Therapy Revised and Updated, junto con The Feeling Good Handbook. Son dos libros sobre terapia cognitiva a ver si logro exorcisar mis demonios o por lo menos amaestrarlos.
  • Fire from Heaven y The Persian Boy. Si hace un par de meses compré “The Nature of Alexander”, pues obviamente ahora debía comprar estos libros de la misma autora, Mary Renault. Son una novela sobre la vida de Alejandro III de Macedonia, o Alejandro Magno para los amigos. Si, si ya se que se nota mi obsesión por el man y que debo dejar de comprar libros sobre él, pero qué puedo hacer? El man sabía lo que quería, hacía lo que quería y era el putas. Adicionalmente todo el mundo, incluso sus enemigos, lo adoraban. Qué más puede pedir uno?
  • Seven Pillars of Wisdom, de T.E. Lawrence. Alguna vez han escuchado de Lawrence de Arabia? Pues esta es su historia, contada por él mismo. Llevo mucho tiempo buscando ese libro y por fin lo conseguí
  • French Stories / Contes Français y Salut, Les Amis! (French For Mastery), más libros de francés para seguir aprendiendo…
  • The Best Short Stories de Guy de Maupassant. Este libro tiene una anécdota interesante: hablaba yo con una amiga y le contaba sobre la literatura y autores que me gustan, entre ellos franceses como Victor Hugo, Stendhal y Balzac. Ella me mira y me dice: “Has leído de Maupassant?”, y al recibir mi respuesta negativa, me miró con cara de : “y dices que te gusta la literatura francesa?”
  • The Decline and Fall of Roman Empire, de Gibbon. Literatura Inglesa de la más alta calidad, de un tema que también me apasiona. El autor tiene un manejo de la ironía y humor negro encantador.

Tambien me llegó un Moleskine porque el anterior se lo regalé a mi amiga más querida en todo el mundo. Y otras cosas como un aparato para medir el % de grasa corporal, mi proteína, etc.

Lo que no se es con la tesis a bordo a qué hora me voy a leer todo eso. Lo único que he leído hasta ahora es lo de Alejandro Magno (obvio no?), ya completé “Fire from Heaven” y voy por la mitad de “The Persian Boy”.

A veces creo que leo tanto… para no pensar…

written by Saudade \\ tags: , , ,

Apr 24

Acabo de comprar el libro “Diez novelas y sus autores”, donde William Somerset Maugham hace un interesantísimo resumen de las 10 mejores novelas de todos los tiempos (según su concepto), acompañado de un retrato del autor y el zeitgeist, o espíritu de los tiempos que llaman.

Ya conocía ese libro y es muy bueno, se los recomiendo a ojo cerrado. Si les gusta la buena literatura, qué mejor que leer sobre las novelas que probablemente ya conocen desde un enfoque fresco y llego de anécdotas, y si nunca han leído bueno literatura, van tomados de la mano del mejor, Somerset Maugham. Le aseguro que después de leer ese libro les será imposible no leer por lo menos 4 o 5 de las novelas descritas allí.

Porqué lo volví a comprar? Primero porque era una promoción y costaba sólo $3000 COP, y segundo porque si leyeron el post sobre mis lecturas de fin de semana, hay pocos placeres tan grandes como leerse un libro bueno ya leído. Es como una caricia ya conocida, puede que el corazón no brinque como la primera vez, pero la seguridad y tranquilidad de saber que seremos satisfechos pagan la boleta. Algunas veces la mente o el corazón no están para la incertidumbre, así probablemente lo desconocido sea bueno; en estas ocasiones nada como la mano o libro ya conocidos.

Volviendo al tema, compré el libro, y lo estaba hojeando hace unos minutos, que a propósito, es otro de los grandes placeres de leer, hojear e ir a donde a uno se le dé la gana… quién dijo que los libros había que leerlos como los autores quieren? Me uno a Daniel Pennac cuando habla de los “Derechos del Lector”, comulgo completamente en cuando a que lo mejor de un buen libro solo se obtiene a la cuarta o quinta releida.

Y estaba en que compré el libro, mire perezosamente el capítulo sobre “Rojo y Negro” y Stendhal y en la parte donde termina la descripción de su vida, me encuentro con esta observación:

Lo llevaron a sus aposentos y murió al día siguiente. Había pasado la vida persiguiendo la felicidad y nunca había aprendido que la felicidad se alcanza cuando no se busca; y además, que sólo se conoce cuando se ha perdido. Es dudoso que alguien pueda decir “soy feliz”; sino sólo “fui feliz”.

Porque la felicidad no el el bienestar, el contentamiento, el sosiego, el placer, el gozo: todos estos son parte de la felicidad, pero no son la felicidad.

Es por esto mismo que los griegos decían que sobre un hombre sólo se podía decir si había sido feliz después de muerto.

Recuerdo que una vez una alumna muy intrigante de Tuluá me preguntó a bocadejarro: “eres feliz?” y yo les respondí con seguridad: “no”, a lo cual me dijo “cómo puede ser eso! yo soy feliz!”

Siempre pensé que, o ella sabía algo que yo no sé, o yo sé algo que ella no sabe. En el primer caso, hubiera dado lo que fuera para que ella me lo diera, en el segundo, ignorance is bliss

Lo cual explicaría, entre otras cosas, porqué los Colombianos consistentemente nos describimos como uno de los pueblos más felices del mundo.

written by Saudade \\ tags: , ,

Apr 21

Aunque leo mucho, no siempre leo algo nuevo. Hay libros que uno los lee una vez y siente haber perdido su tiempo, pero en cambio hay otros, que son como los amigos queridos: uno ya los conoce, se sabe sus historias de memoria, sabe los chistes y comentarios con los que van a salir, pero no importa, son tan queridos para uno que a pesar de saber lo que va a pasar, se leen incluso con más ganas porque ya no se leen con aprehensión, como esperando que va a pasar, como sin saber si la historia saldrá buena o mala, como con cuidado de no perderse algún detalle que pueda ser importante para después; sino con la tranquilidad de ya saber que pasa, pero con la curiosidad de ver si se captará algún detalle nuevo, incluso después de conocerlos desde hace tanto tiempo.

Ahí perdonarán que cada vez sea más malo para las metáforas, mejor lo digo claro, me gusta releer los libros que valen la pena, a pesar de que ya sé como acabarán, siempre tengo la idea de que de pronto tendrán un resultado diferente, y si no, por lo menos los disfrutaré una vez más.

Algunos fragmentos de los libros que volví a leer este fin de semana:

Este es tomado de “El viajero” de Gary Jennings, el mismo que escribió “Azteca”, se los recomiendo a ojo cerrado, tanto al autor, como a los libros. Este fragmento es de cuando Marco pierde a su amada:

Pero me dije a mismo: “Lo soportaré como un impasible mongol; no mejor como un mercader de mentalidad práctica”.
Si, mejor ser como un mercader, que es un hombre acostumbrado a la transitoriedad de las cosas. Un mercader puede comerciar con tesoros, y puede alegrarse cuando cae en sus manos uno excepcional, pero él sabe que lo tendrá sólo un tiempo antes de que vaya a parar a otras manos, o si no, para qué esta un mercader?. Quizá le entristezca ver que el tesoro se va, pero si es un mercader como debe, será más rico por haber tenido aquello, aunque fuera brevemente.
Y yo lo era, lo era. Aunque Huisheng se hubiera alejado ya de mi, había enriquecido mi vida incalculablemente, y me había dejado un cúmulo de recuerdos que no tenían precio, y quizá hasta el haberla conocido me había convertido en un hombre mejor. Si, me había beneficiado. Esa manera tan práctica de enfocar mi aflicción me ayudo a contener más fácilmente mi dolor. Me felicitaba a mi mismo por mi pétrea felicidad.
Pero en aquel momento Arun me preguntó:
– Os llevareis esto?
Lo que me estaba mostrando era el incensario de porcelana blanca. Y el hombre de piedra se derrumbó.

Este otro es de “Tigre, tigre”, o “The stars my destination”, un libro de Alfred Bester, uno de esos libros que uno encuentra en la vida por pura casualidad, y que afortunadamente llegaron a mi vida:

– Porqué estás ayudándome… después de todo lo que te he hecho?
– Todo está perdonado y olvidado, Gully. Perdonado y olvidado

Y el último es de uno de los libros más interesantes que he leído en la vida, se llama “La Servidumbre humana”, aunque me gusta más el título en inglés “On Human Bondage”, de quién más iba a ser, sino del más grande: William Somerset Maughan. Después de leer esto, no sé porqué creo entender un poco el sentido de la vida. Aunque sea sólo por unos momentos.

Pero la influencia del lugar (Museo Británico) obró sobre él. Se sintió más tranquilo. Empezó a mirar distraídamente las piedras funerarias que adornaban la sala. Eran obras de oscuros escultores atenienses del siglo IV o V A.C. De factura sencilla, pero en las que se percibía el exquisito espíritu de Atenas. El tiempo había suavizado sus contornos y había dado al mármol el color de la miel. Algunas representaban una figura desnuda y sentada sobre un barco, otras la separación del muerto y los seres que lo amaban. Había algunas en las que el muerto estrechaba las manos de los que quedaban. Sobre todo la palabra mágica: “Adiós”; nada más. Su sencillez era infinitamente patética. Siglos y siglos habían pasado sobre ese dolor.

Le vino a la mente que todos los visitantes del museo, toda la gente de cara estúpida, aquellos obesos extranjeros con la guía en la mano, y todos aquellos individuos vulgares que iban al almacén con deseos y preocupaciones mezquinas, eran mortales, y un día deberían separarse de los seres a quienes amaban: el hijo, la madre, la mujer, el marido; y seguramente su suerte sería más trágica porque sus vidas era sórdidas y abyectas, y porque ignoraban todo lo que da belleza al mundo. Había una piedra bastante bella, que representaba a dos jóvenes cogidos de la mano. La sobriedad de la línea, la simplicidad de la ejecución permitían suponer en el escultor la existencia de una emoción pura. Era un exquisito monumento elevado a lo más precioso que el mundo puede ofrecer: la amistad. A Phillip se le llenaron los ojos de lágrimas mientras lo contemplaba. Pensó en Hayward y en la admiración que había sentido por él cuando se encontraron por primera vez. Luego pensó en su desilusión y su indiferencia. Nada los ligaba ya si no era la costumbre y los recuerdos. Aquella era una de las singularidades de la vida. Se veia a una persona cotidianamente por unos meses, en una intimidad tan grande que no podía imaginarse la existencia sin ella. Sobrevenía la separación y todo proseguía igual, dándose uno cuenta de que el compañero que había parecido indispensable no lo era, ni mucho menos. No se notaba ni siquiera su falta.

Phillip se preguntó desesperado porqué era necesario vivir. Todo le parecía vacío y vano.

El esfuerzo era desproporcionado al resultado. Las brillantes esperanzas de la juventud se resolvían en la más amarga desilusión. Sufrimiento, desdicha y enfermedad pesaban mucho en el platillo de la balanza. Cuál era el significado de todo aquello? Le parecía que siempre obro lo mejor que pudo y sin ningún resultado. Otros hombres que valían lo mismo que él habían triunfado. Y otros, mucho mejores, habían fracasado. Seguramente se trataba sólo de suerte. La lluvia caía de la misma forma sobre el justo que sobre el malvado. Para nada existía una razón.

Pensando en Cronshaw, Phillip se acordó de la alfombrita persa. Inesperadamente, la respuesta al enigma apareció delante de él. Se echó a reir. Ahora que había encontrado la solución, veía que era como una de esas adivinanzas que tan difíciles le parecen a uno hasta que encuentra la solución. Una vez hallada ésta, parece imposible no haber comprendido la cosa desde el primer momento.

La respuesta era obvia: La vida…

Y mejor ahí la corto para que ustedes puedan leerse tranquilamente los libros sin contarles qué fue lo que encontré yo. Si la vida de alguien se hace mucho mejor después de leer estos tres libros (como la mía), el propósito de este post fue cumplido.

written by Saudade \\ tags: , , ,

796728 pages viewed, 220 today
364178 visits, 73 today
FireStats icon Powered by FireStats
%d bloggers like this: