Aug 18

Cuando llegué a vivir a Francia (hace 4 años!), una de las cosas que me hizo más feliz fue el TRANSPORTE PUBLICO ! (les transports en commun).

Transporte público en mayúsculas porque para un colombiano normal, llegar a un pais donde las ciudades tienen buses, trenes, metro, tramway y bicicletas públicas era llegar al paraíso.

No más trancones, no más estrés, no más buses repletos que pasan cada 20 minutos.

Uno compra una tarjeta de metro que paga mensual y la puede usar todas las veces que quiera. Sin hacer cuentas yo creo que sale más barato el transporte público en Paris que en Bogotá o Cali; y se cuenta con mayor cubrimiento, seguridad, uso ilimitado, etc.

Además de eso tengo la enorme fortuna de que mi trabajo principal queda a 18 minutos (puerta a puerta y cronometrados) de mi casa; y el otro trabajo es tan pero tan cerca que me es más rápido ir en el sistema público de bicicletas de Paris.

Por todo eso nunca he necesitado la licencia europea de conducir, pero desde hace un tiempo he pensado en sacarla para poder alquilar un auto en vacaciones, o simplemente por si algun día me da por comprar el BMW M3 de mis sueños.

Aquí es donde empieza el viacrucis.

Hasta hace un tiempo era posible intercambiar el pase colombiano por la licencia francesa; había un acuerdo que indicaba la equivaencia de las dos licencias.

Un buen dia me armé de valor y preparé todo el papeleo, pero cuando llegué a la Préfecture de Police me dijeron:

“lo sentimos, entre Colombia y Francia había un acuerdo para intercambiar las licencias de conducir… pero ya no existe más ese acuerdo, si quiere conducir le toca sacar una licencia francesa”.

Mil y mil gracias al Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia por dejar vencer ese acuerdo y no renovarlo; como siempre, el gobierno al servicio de sus ciudadanos.

Como no pude cambiar mi pase colombiano por un pase francés, pues me dije, que carambas, saquemos el pase aquí; igual qué tan dificil puede ser, no? De todas formar yo ya sé manejar entonces eso es papita pal loro.

Para sacar la licencia de conducción aquí hay que hacer lo siguiente:

a. Pasar un examen teórico del código de tránsito: Code de la Route
b. Pasar un examen de conducción con un inspector.

Uno puede tomar un curso en una escuela de conducción reconocida por el gobierno o prepararse por su cuenta y pasar el examen como candidato libre.

En una escuela, un curso típico con 20 horas de conducción y preparación para el examen teórico cuesta alrededor de unos 1500 euros (En Paris, en el resto de Francia es un poco más barato),).

Si, tal como lo acaban de leer: la friolera de 1500 EUROS aproximadamente para poder hacer el curso y sacar el pase.

Y eso contando que uno esté listo para el examen después de 20 horas de práctica; puede parecer simple pero en internet se encuentran muchos casos de gente que pasa 40 y 60 horas de clase antes de estar listos para pasar el examen.

Cada hora adicional cuesta unos 50 o 60 euros nada más.

Mil y mil gracias de nuevo al ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia por no estar pilas y renovar el acuerdo entre Colombia y Francia que me hubiera permitido intercambiar mi pase.

Después de ese baldado de agua fría, mi primer intento de sacar la licencia quedó ahí. Me daba pereza todo ese complique y además me parecía muy costoso. Como ya dije antes, realmente al vivir en Paris no se necesita para nada tener carro, y en contra se tiene que el parqueo es difícil de encontrar y caro, la gasolina también, los trancones enormes, los impuestos, las reparaciones, etc.

Pasó un buen tiempo y en lugar de la licencia de carro me comenzó a sonar más la idea de licencia de moto…

written by Saudade \\ tags: , , , ,

Nov 12

Si yo no viviera tan lejos de la civilización, usaría transporte público o bicicleta. O mejor aún, si no viviera en Cali. Cuando estuve far away, una de las cosas que me hacía feliz era precisamente esa, el poder usar transporte público e irme tranquilo en el metro escuchando podcasts o leyendo algo. O simplemente viendo la gente y tomándole fotos a las danesas en bicicleta a los edificios y sitios bonitos.

Pero qué se le va a hacer, a mi me toca manejar diariamente 13 kilometros al trabajo y 15 de regreso. La diferencia está en que uso rutas diferentes porque tomar la calle 5 en sentido sur-norte es una tortura gracias al diseño de las calles después del MIO.

Trato de que la manejada siempre sea lo menos estresante posible, llevo un libro para leer en los semáforos, pongo música o las noticias, pero los subnormales que manejan transporte público, especialmente TAXIS hacen que sea casi imposible no alterarse.

Una de sus frecuentes animaladas es no respetar las elementales normas de tránsito, y más aun, romperlas para “ganarle” a los demás. Cosa que me molesta es que haya una fila para un cruce o semáforo y un taxista se salte la fila, con riesgo de causar accidente, sólo para ahorrarse la fila.

Detesto eso, y me molesta que lo dejen meter.

Uno de mis pequeños placeres es hacer todo lo posible para que no puedan cumplir su cometido, acelerar y pegármele al de adelante para que no se puedan meter, frenar cuando se van a meter detrás mio (para que el de atrás se pegue y no se puedan meter), sacar el carro como quien no quiere la cosa para que no les quede ángulo, etc.

Esos pequeños placeres son los que hacen que valga la pena manejar. O si no miren el siguiente gráfico:

El taxi atarbán

El taxi (amarillo) y todos los que estábamos en la fila queríamos girar a la derecha, pero no, él tenía que invadir el carril contrario, saltarse a todo el mundo y meterse a las malas. Afortunadamente manejo un campero, entonces después de pitarle, le atravesé el carro y no dejé que se metiera a la fila, no por lo menos delante mío.

Cuando giramos todos, quedó de último, como correspondía, pero como buen taxista no se iba a quedar con esa e intentó seguir metiéndose en contravía para adelantarnos, yo sólo aceleraba y le sacaba el carro para que no pudiera.

Yo sé que es una estupidez, pero se siente tan bien 🙂 como dije, es un pequeño placer.

El día hubiera sido mejor si por adelantarnos se hubiera estrellado, ahí si hubiera pagado la boleta, tomarle fotos a ese animal con su taxi acabado.

written by Saudade

Jan 25

Quienes debemos manejar un carro diariamente por las calles de Cali sabemos que el tráfico es una completa mierda. Cuando yo llegué a Cali, unos 15 años atrás, todo el mundo hablaba maravillas del civismo y la cordialidad de las gentes, incluso se veía como ejemplo de cultura el que la gente hiciera fila para tomar un bus. Desafortunadamente cuando yo llegué ya estaba en su esplendor la cultura traqueto-lavaperra, entonces para mi ese cuento de la Cali bonita y cívica no pasa de ser una leyenda urbana.

De igual manera para nosotros recién llegados era muy curioso ver que los buses tenían nombres de colorcitos: “Blanco y Negro”, “Azul Plateada”, “Amarillo Crema” y “Papagayo” entre otros. Lo que no sabíamos era que los buses y taxis en Cali son los enviados del averno, los envía Beelzebú desde la séptima paila para delicias de todos los caleños.

No voy a hablar del deterioro evidente de Cali como ciudad en los últimos 4 alcaldes, enfoquémonos específicamente en el tránsito.

Las calles son un asco. En innumerables ocasiones he estallado llantas, doblado rines y afortunadamente nunca me he accidentado por culpa de un hueco pero si lo he visto y oído en otros. Los carros de desajustan y suenan como catre de pobre, no hay amortiguadores ni suspensión que aguante 6 meses en Cali.

Hace infinidad de años, se inventaron el MIO, que es como el Transmilenio en Bogotá con la diferencia de que llevan retrasando su inauguración no se cuántos años, y han tenido que abrir calles, pavimentar, volver a abrir porque se les olvido otra cosa, han hecho puentes con el peralte pal lado que no es (no me lo estoy inventando) y todos felices.

Pero eso es lo de menos, eso tiene arreglo.

Lo que no tiene arreglo es la gente.

Siempre que pienso en Colombia y específicamente en Cali recuerdo un chiste malo que escuché alguna vez, perdonen lo malo pero es esencial para entender el resto de la historia:

“Un ángel le decía a Dios, un poco preocupado por el tratamiento que le daba a Colombia: ‘Señor, pero porqué tantas consideraciones con Colombia’; y procedía a enumerarle todas las cosas esas por las cuales los colombianos sacamos pecho como si nos las mereciéramos, como el café, el petróleo, los pisos térmicos, los dos océanos, y demás estupideces… a lo que el altísimo respondía: ‘Es que espere y verá la clase de hijodeputas que voy a poner a vivir allí'”

Y es que ustedes vieran la clase de hijueputas que le toca ver a uno diariamente manejando.

Empecemos con el transporte público: buses, busetas, colectivos, taxis. Parece que para darles pase la brutalidad es requisito indispensable.

Miren esta belleza, el semáforo en rojo, y el bus donde está?

Ahora miren este video, donde se ve un bus de servicio público que toma una ruta que no debe, se vara (el 90% de los trancones son causados por un vehículo público varado), queda atravesado en plena vía y obliga a que todos tengan que pasarle por el lado, incluyendo al pobre bus de transporte escolar.


 

 

Pero como los conductores particulares no se quedan atrás, miren esta señora, que toma el carril reservado al MIO, pero lo toma EN CONTRAVÍA, sin importarle nada, y cuando llega al semáforo se lo pasa en ROJO y gira a la izquierda, pasando a centímetros de un carro que viene subiendo.


 

 

Pero no le echemos la culpa solamente a la señora, miren un cruce normal en Cali:

 

A mí me dan ganas de ponerle una veladora a San Adolf Hitler, patrón de los que tenemos que vivir con esta sarta de imbéciles. Ven a mi rápido, limpieza racial.

Ah pero Colombia es Pasión, no?

written by Saudade \\ tags: , , ,

Jan 30

Animal

Conducía tranquilamente de mi casa al trabajo y tomé una curva hacia la izquierda. En ese momento veo un Aveo gris parqueado y comenzando a salir en reversa.

Al primer momento ni siquiera le puse cuidado, un carro más en las calles, pero medio segundo después vi que seguía retrocediendo, me pareció un poco imprudente que retrocediera en esa situación porque podría venir alguien por su carril y tendría que frenar bruscamente.

Otro medio segundo después vi que seguía retrocediendo, le pité suavecito como para alertarlo, a veces uno está descuidado y no se fija bien en los espejos, claro que sacar un carro en reversa sin estar concentrado en lo que se hace es buscarle males al cuerpo.

En ese momento el conductor arrancó abruptamente en reversa, invadió mi carril, sólo tuve tiempo de acelerar y mandar mi carro hacia la derecha o si no me hubiera golpeado en mi puerta, ahí sentí el golpe más o menos sobre el guardabarro trasero izquierdo.

Paré el carro unos metros adelante, y del Aveo se baja una señora cuya descripción completa no hago en aras de la amabilidad, pero digamos que era el típico exponente de la barbichona: cara de barbie, cuerpo de lechona.

Pantalón blanco de lycra, blusa escotada, gordos desparramándose por todas las costuras, super maquillada, sandalias de tacón alto, cinturon de material indeterminado muy ancho y con cosas brillantes… es que joder, parece que me lo estuviera inventando no? Parece que estuviera dándole al estereotipo.

La popular moza de traqueto, bueno en realidad era como moza de lavaperro porque estaba como trajinada.

Bueno, volvamos al hecho de que se baja la paciente y me dice a modo de reclamo:

– Ay papi, porqué no te fijasteSSSS

Yo la miré sin darle crédito a mis oídos.

– Pero señora, usted como va a sacar un carro en reversa sin fijarse en quién viene.
– Pero si yo puse la direccional!
– La direccional no es suficiente, usted debía poner las luces de parqueo. Además el poner luces no le da derecho a la vía.
– Pero es que tu venías muy rápido papi!
– No podía venir rápido, señora, porque acabo de girar a la izquierda, además tuve tiempo de pitarle 2 veces al ver sus intenciones.

Quería decirle: “le pité dos veces pero no creí que fuera tan bruta”.

– Ay papi, la próxima vez fíjate bien…
– Bueno, cómo vamos a arreglar, o si quiere llamemos al tránsito, no fue muy fuerte el golpe pero creo que debo pintar esta parte.

En ese momento la tía se fue hacia su carro y abrió la puerta, yo miraba con dolor el golpe al carro (prestado por mi papá) esperando a que la señora llamara al marido, o me diera su teléfono o algo así, cuando escucho un motor arrancar y veo como el Aveo se va.

Si señores, la muy bitch se fue sin decirme nada.

Obviamente la sangre me hirvió y me subí a mi carro a perseguirla, atravesarle el carro y llamar hasta la DEA si era necesario, pero desafortunadamente se pudo volar.

Mañana les pongo las placas de ese carro. Si la llegan a ver, le echan la madre de mi parte, por favor.

Ahora comprenden porqué el tráfico en Cali es una completa mierda?

written by Saudade \\ tags: , , ,

Jan 14

Primer Acto
Acto1

Segundo Acto
Acto2

Tercer Acto
Acto3


Qué nombre le pondrían a la obra?

written by Saudade \\ tags: , ,

Mar 23

Continuando con la sección “Asses del Volante”, pondré mas animales que conducen vehículos en Cali. Y eso que como no tengo cámara ahora no puedo registrar todas las animaladas que veo diariamente.

Esta foto es un toque vieja (los caleños sabrán porqué) pero ilustra la situación, cruce de la calle quinta con carrera 62 hacia el occidente, uno muy juicioso parquea antes de la cebra a esperar que el semáforo pase a verde y llega este infeliz con un Mazda 6 de placas CFY-473 y le atraviesa el carro al mejor estilo traqueto. Lo triste del caso es que NO había fila detrás mío.

Animal

written by Saudade

Oct 19

Esta es una nueva sección en mi blog donde me desahogo de los hijos de puta (perdón pero no se merecen otro nombre) a quienes no les importa un pepino el bienestar de los demás y quieren aprovecharse de la buena voluntad y decencia del prójimo.

Es muy triste conducir en Cali. Es una selva. Antes era por los traquetos y lavaperros que le atravezaban el carro a todo el mundo y le sacaban revolver al que protestara. Además el servicio público… los buses pues hacen lo que pueden, pero paran cada 20 metros y retoman su camino sin importarles si hay alguien en el carril que van a invadir tanto para parar como para seguir. Conducen sus camiones carrozados como si llevaban no humanos sino basura.

Los taxis… quien recuerde la época de los Rodríguez Orejuela sabrá que los taxistas eran su red de transporte/inteligencia, muchos lavaperros y traquetos de poca monta empezaron así como taxistas. En Cali hay una sobreoferta de taxis impresionante, en los llamados “Días sin carro” se observa una mancha amarilla que devora la ciudad. La mayoría de los taxistas quedan de esa época, con todo lo malo que ustedes se puedan imaginar; habrá algunos decentes, no lo niego, pero a los demás como se les acabó la dicha y ya no tienen el patrón que les de platica por llevarles un mandado o campanearles entonces hicieron alianza estratégica con las ratas y ahora ofrecen el dos por uno: Paseo millonario, secuestro y si quiere ñapa pues violación. Subirse a un taxi es exponer la vida, honra y bienes a estos infelices.

La muestra de lo aburridor que es el tráfico caleño:

Un tracón en una calle de doble vía con curva hacia la izquierda.
Foto1

Doble vía.
Foto2

El primer taxista que piensa: “Estos si son bobos haciendo fila no?, yo me adelanto esta parrandanda de pendejos y me ahorro tiempo”
Vivo

Ahora son dos taxistas y una camioneta, “si ellos pueden, yo no me voy a dejar, mi mamita no me crió bobo gracias a Dios…”
Vivo2

Los tres compadres pasaron y ahora este otro taxi sigue su ejemplo:
Vivo3

Ahora lo que suele ocurrir, vienen carros en el otro sentido, aquí afortunadamente no hubo un accidente pero el taxista atravezado ahora se mete a la mala en la fila… será que algún día aprenderá para qué son las filas?
Vivo4

Perdón por tantas imágenes y por lo largo del post… pero cosas como esta se ven todos los días, y si eso es en el tráfico, imagínense como es el resto de la vida! Una sociedad en la que nadie aprecia la buena fe sino que todos buscan burlar la ley y aprovecharse del vecino no es viable.

written by Saudade

Sep 25

Trafico

El tráfico en Cali a veces es muy aburridor. A la gente no le importa nada, no respeta nada. El transporte público es la raíz del 99% de los problemas, eso se nota porque a pesar de la medida impuesta para controlar la circulación de vehículos particulares (Pico y Placa), los trancones siguen igual, y siempre es porque hay algún varado o un accidente causado porque un bus por adelantar a alguien chocó con un carro.

Los taxistas son un gremio particular. La inmensa mayoría son unos desgraciados que se saltan las normas de tránsito y una gran minoría son simple y llanamente delincuentes, no no es un insulto, son delincuentes, roban a los pasajeros o los reportan para que les hagan la vuelta. Recuerden que en Cali hay una sobreoferta de transporte público, especialmente de taxis, esto se nota especialmente en el llamado “Día sin carro”, la ciudad es una mancha amarilla de taxis.

Miren por ejemplo el caso que les muestro, hay un cruce hacia la izquierda que está en rojo en este momento, pero el semáforo de continuar está en verde y como se vé estan los carros muy juiciosos ellos haciendo fila a la izquierda esperando que cambie a verde. Pero el infeliz bus que está parqueado, quiere voltear también a la izquierda y no le importa que todos los demás tengamos el semáforo en verde, a él le vale huevo y de malas con los que están atrás que yo me salto la fila y paso de primerito.

written by Saudade

803794 pages viewed, 118 today
366765 visits, 59 today
FireStats icon Powered by FireStats
%d bloggers like this: