Aug 20

Toda persona tiene sueños, tener hijos, casarse tener su casa, comprarse un carro nuevo, ser presidente de su compañia, graduarse.

El mio es uno un poco menos común, pero no por eso más especial.

El mio se forjó desde cuando aprendí a leer: mis primeros libros fueron de historia y geografía e incurablemente quedé marcado con el tema. Es una necesidad imperiosa, yo creo que así se deben sentir las mujeres cuando el tic tiac de su reloj biológico marca las 11:30 p.m.

El caso es que hace rato llegué a ese momento de la vida, variable para cada hombre, en el que cada ser humano se abandona a su demonio o a su genio, siguiendo una ley misteriosa que le ordena destruirse o trascenderse. (Yourcenar)

Por lo tanto no espero ser entendido, así como nunca he tratado de entender a los demás. Dejemos mejor que hable la elegía del Cavalier Montrose sobre Alejandro:

I will like Alexander reign,
And I will reign alone;
He either fears his fate too much,
or his desert are small,
Who will not put it to the touch
To win or lose it all

Fernsweh, o Wanderlust es la sed de lugares lejanos; es como la Saudade, pero de lugares. Sólo se calmará en el lago Baikal.

Este post tiene una relación directa con el anterior: Farewell

written by Saudade \\ tags: , ,

803794 pages viewed, 118 today
366765 visits, 59 today
FireStats icon Powered by FireStats
%d bloggers like this: